¡Todos los empleados son malos!

Actualizado: 17 de jul de 2018



Esta es la conclusión a la que llegan muchos emprendedores luego de haber tenido malas experiencias acumuladas con sus empleados. Experimentan tantas desilusiones que llegan a creer que todas las personas son malas.

#empleados #contratación #productividad #performia


Con el pasar de los años, muchos empresarios acumulan una serie de experiencias dolorosas con respecto a sus colaboradores, ya que les han abierto las puertas de su empresa y algunas veces hasta de su corazón. Y entonces suceden cosas que los dejan sintiéndose traicionados. ¿Cómo es posible que después de darle tanto me pagara como me pagó?


En el mercado laboral hay de todo, y efectivamente hay personas “malas”. Sin embargo, en su mayoría, hay mucha más gente bastante valiosa. De hecho, hay más gente buena que “mala”. Lo que sucede es que algunas empresas son imanes para gente nociva. Esto sucede, porque la empresa no cuenta con la información adecuada, para atraer gente productiva (y por ende más comprometida) ni tampoco con la estructura interna para generar productividad en cada individuo que contrata.


Comencemos por la selección. Usted recibe una gran cantidad de currículos, y entrevista a mucha gente. Hay gente que se ve bien, hay gente que se mal. Hay gente con currículos excelentes y hay gente con currículos regulares. Hay unos que se vistieron muy bien para la entrevista, y otros que no lo hicieron. En fin, hay muchas variables, pero básicamente nada de esto me indica si la persona va a ser productiva, o no. Si la persona va a ser mala o no.


La selección hoy en día está enfocada en la apariencia. Y esto lamentablemente no es un indicador de si la persona va a ser un buen empleado. Le abrimos la puerta de la empresa a cualquiera, sin haber hecho bien la tarea de investigar quien es la persona y que resultados ha tenido, y luego sufrimos las consecuencias.


Ahora veamos la medición interna. Se contrata a alguien, pero no hay forma de medir si la persona es productiva o no. ¿Logra sus metas? No lo sabemos, porque se hace una evaluación de desempeño cada 6 meses, y no semana a semana para ver si la persona esta logrando los objetivos del puesto. Incluso hay empresas en las cuales pedirle a la gente resultados, o, en otras palabras, que trabaje, es mal visto. Este último escenario genera grandes complicaciones.


El problema de empleados poco productivos es más grave para las Pymes, o empresas mas pequeñas. Una empresa grande puede asumir el costo de una persona que esta percibiendo un salario y no está generando un retorno de esa inversión. Pero en una empresa pequeña, donde los recursos son limitados, el efecto de una sola persona que no se gane su salario, puede ser nefasto.


Así que las empresas pequeñas, e incluso medianas, sufren las consecuencias de las malas contrataciones en mayor medida. ¿La razón? El costo invertido en planilla puede ser muy elevado si tengo pocas personas que realmente hacen lo que se espera que hagan. Cuando no hay resultados, la planilla realmente termina siendo un costo elevado. Si uno contratara un staff muy productivo, que produce lo que la empresa necesita y más, esas personas serian realmente un activo para la empresa.


Los empleados no son malos. Pero es posible que uno tome malas decisiones si no cuenta con la información adecuada. Si lo han engañado y ha contratado a las personas incorrectas, ha sido por falta de conocimiento en esta área, y este conocimiento es algo que todo empresario debería tener. Y esto es algo en lo cual se puede invertir, y se puede corregir, para mejorar la contratación, y elevar los niveles de productividad en la empresa.


Contratar personas valiosas y productivas es posible, y nosotros lo hacemos día con día, ¿le gustaría poder hacerlo usted también?

117 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

©2018 BY PERFORMIA ONLINE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM