¿Se puede contratar personal con poca o ninguna experiencia laboral?

Cuando se llevan a cabo procesos de selección en las empresas, una de las variables más importantes que se debería considerar es la productividad del candidato, que por lo general se investiga en base a su experiencia laboral. ¿Pero qué pasa si la vacante no exige este requisito, y por lo tanto el candidato no tiene ninguna experiencia?, ¿Cómo se debe evaluar la productividad de este tipo de candidatos?

Esta es una pregunta muy común que se hacen las empresas, al encontrarse con candidatos jóvenes, que recién terminan sus estudios y que aun no se han unido a la fuerza laboral. Muchos reclutadores incluso los pasan por alto, al creer que la persona no tiene la experiencia necesaria para poder llevar a cabo las funciones.

¿Cómo evaluar la productividad?


Cuando uno quiere predecir la productividad futura de un individuo que se desea contratar, un indicador muy acertado para esto es revisar la productividad pasada que ha tenido la persona en otros empleos. No los años laborados, si no, los resultados obtenidos. En pocas palabras, si un individuo ha sido productivo anteriormente, usted puede asumir, con una probabilidad muy alta, que va a ser productivo en el futuro. Si usted hace las preguntas correctas y el candidato le contesta con resultados concretos, que puede fácilmente cuantificar y le da los contactos de sus anteriores jefes, con los cuales usted puede verificar esos resultados, simplemente usted sabrá que tiene enfrente a una persona productiva. ¿Pero qué puede preguntar usted, si la persona nunca ha tenido un trabajo formal?


Desgraciadamente los resultados escolares, ni los de pregrado ni posgrado en una universidad, se pueden considerar como un indicador fiable de la productividad. Es una lección que hemos aprendido en Performia de la manera más costosa posible: Con la experiencia.


Para evaluar la productividad de una persona sin experiencia laboral es importante hacer preguntas como estas:

1. ¿Qué actividades extracurriculares ha realizado usted, donde haya obtenido resultados que pueda mostrar?

2. ¿Ha practicado algún deporte, o se dedica al arte en alguna de sus expresiones, y ha obtenido resultados en estas actividades que pueda demostrar fácilmente?

3. ¿Puede usted mostrar medallas, trofeos o premios que haya obtenido en alguna de esas actividades?

4. ¿Ha tenido trabajos de verano o vacaciones, en los cuales haya tenido buenos resultados que pueda demostrar?

La respuesta que usted obtenga a las preguntas anteriores puede predecir con bastante certeza si el candidato es productivo o no.


Si usted no obtiene ninguna respuesta positiva a las preguntas anteriores, y aun así decide contratar a la persona, estará violando un principio de productividad fundamental: “No use su empresa como laboratorio para averiguar si una persona es productiva o no”. Ya que ese experimento le puede salir muy costoso. Pero es probable que usted ya haya comprobado esto en carne propia.


Elegir a la persona correcta, retenerla y mantenerla productiva en una organización es un tema importante y la selección de la persona correcta no se puede dejar al azar. Existe una tecnología que ayuda a predecir el comportamiento y la productividad del ser humano, y usted como ejecutivo puede aprenderla y aplicarla, para poder construir con nuestra ayuda un equipo productivo.

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

©2018 BY PERFORMIA ONLINE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM