¡Los jóvenes no sirven y no son responsables!

Actualizado: 2 de jul de 2018

En mi carrera profesional, me he topado con muchísimas personas que me dicen que no contratan personal joven debido a que son muy irresponsables y que no cumplen con lo que se les pide. Y, que, debido a la falta de experiencia, no pueden hacer bien las cosas, o que no les importan los resultados en sus trabajos. Igualmente, me he encontrado con personas que piensan que la gente mayor de 45 años “ya ha cumplido su ciclo” y que ya no aportan nada a la empresa.


#producción #jóvenes #contratación



Este tipo de pensamientos y opiniones vienen de malas experiencias, y no necesariamente de lo que podemos observar. Es generalizar, debido a algo negativo que se vivió. Sin embargo, las contrataciones no deberían hacerse nunca basadas en edad.


Contratar personal joven tiene muchas ventajas: se les puede formar de manera que realicen el trabajo como la empresa quiere que se realice, se les puede enseñar a pensar o trabajar en determinada forma y por lo general estas personas están muy dispuestas a aprender y ser multifuncionales.


Mi experiencia personal contratando personas jóvenes ha sido muy buena. Mi primera asistente tenía solo 19 años cuando la contraté, y venía saliendo de un colegio técnico. En realidad, tenía poquísima experiencia laboral, y tuve que enseñarle mucho. De hecho, cuando ingresó, ella no sabía ni siquiera como hacer un cheque. Sin embargo, lo que le faltaba en experiencia, lo compensaba con otras cualidades que eran de gran valor para la empresa. Siempre estaba dispuesta a hacer lo que fuera requerido, tenia muy buena disposición, realmente tenia un compromiso alto con la empresa, y veía su trabajo como si fuera su propio negocio. Por lo tanto, aunque tuve que invertir mucho tiempo en enseñarle, estuvo conmigo durante muchos años y su actitud era la de una persona con madurez, que nunca llegaba tarde, que cumplía con lo prometido y que siempre dio lo mejor de sí. En ese momento ella no estaba casada, no tenia hijos, vivía con sus padres, y sin embargo era responsable.


Igualmente me he topado con personas que no contratan personas mayores de cierta edad, porque “traen mañas” y “ya no trabajan tan duro como antes”. Aquí aplica exactamente el mismo principio, y personalmente he tenido el placer de contratar y trabajar con individuos de 50-60 años, las cuales son personas sumamente productivas y comprometidas con la empresa para la cual laboran. Contratar personal de mayor edad significa más experiencia, mayores conocimientos, y gran habilidad o destreza en cierta área, debido a la cantidad de años que han ejercido, y el dominio o el talento que han adquirido.


Para realizar una contratación efectiva, definitivamente hay factores más relevantes que la edad: la productividad, la capacidad y el compromiso que tenga la persona, por ejemplo. Los errores reales en la contratación se cometen cuando no se hacen los filtros adecuados en el proceso de selección en cuanto a la productividad y resultados pasados, y se les pone énfasis a cosas sin relevancia, como la edad o apariencia. Los errores se cometen porque no se tiene el conocimiento y las herramientas reales para reconocer quien será un candidato que va a aportar al equipo y quien no. Mientras no se revise la producción en una persona, los errores de contratación seguirán sucediendo, independientemente del grandioso currículo, edad o experiencia que tenga el candidato.


Es más importante invertir en aprender a reconocer y valorar la productividad y desempeño de una persona, que pagar grandes cantidades de salarios solo para atraer a las personas “correctas”, pero que al final no le producen ningún resultado a la empresa.


Contrate a una persona capaz, productiva, con las habilidades demostradas requeridas. No realice sus contrataciones en base a un currículo, edad, sexo y/o años de experiencia, ya que estos no son los factores determinantes para tomar su decisión. Contrate a una persona productiva, que realmente sea capaz de llevar a cabo el trabajo, independientemente de otros factores ajenos a lo realmente importante: sus resultados.

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

©2018 BY PERFORMIA ONLINE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM