Cuando la paciencia es su enemiga!

Es posible que usted haya escuchado a la gente decir “la paciencia es una gran virtud”; y es cierto que ser tolerante con los demás es una gran cualidad.

Según la Real Academia Española, paciencia se define, como la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.

Curiosamente, el origen de la palabra paciencia proviene del latín "pati", que significa "sufrir".


¿CUÁNDO PUEDE LA PACIENCIA SER SU ENEMIGA?


Ser paciente en el momento equivocado, cuando contrata y dirige a una nueva persona, podría volverse en su contra y no ayudar al nuevo miembro del equipo.

Algunos gerentes dicen, vamos a "esperar y ver que pasa". Algunas veces, continúan esperando y dando oportunidades con la esperanza de que esta persona eventualmente despegue ... y al final descubren que nunca lo hace.


Si usted piensa en la última vez que contrató a alguien que realiza un trabajo realmente bueno, ¿cuánto tiempo le tomó saber que era una persona valiosa? ¿En la primera semana? ¿Comenzó a ver que la persona ayudaba y observó que las cosas se movían inmediatamente en la dirección correcta? ¿Las cosas comenzaron a mejorar?

Cuando se trata de incorporar a un nuevo miembro del equipo a la empresa, es mejor ser impaciente.


COMPRENDA Y AYUDE A SU EQUIPO


PASO 1 - El paso más importante, previo y posterior a la contratación de nuevo personal, es garantizar que el nuevo miembro del equipo tenga un resultado clave, claramente definido, que sepa debe producir en su función.

Se le deben asignar actividades medibles y que muestren algún tipo de mejora y progreso desde el comienzo.


PASO 2 - Asegúrese de comprender muy bien cómo aprenden y se desarrollan diferentes personas. No entender esto podría hacer que aplique el juicio equivocado y pierda a buenos empleados o que sea demasiado paciente con la persona equivocada.

Las personas tienen diferentes “longitudes” cuando se trata de establecerse en su rol y esto tiene que ver con su personalidad.



LA PISTA MÁS LARGA …


A algunas personas les gusta la estabilidad y la rutina. Les gusta saber todo sobre nuevas áreas de responsabilidad antes de comenzar, ya que así es como se sienten seguros y en control. Les gusta su rutina, su estructura y encuentran consuelo en sus puntos invariables.


A este tipo de personas les puede tomar mucho más tiempo establecerse y lograr alcanzar el nivel completo en el puesto, pero una vez que lo alcanzan, están sumamente felices de permanecer en ese mismo rol durante muchos años, ya que les encanta la estabilidad de que ahora lo “saben todo”. ¡Y nada nuevo puede sorprenderlos!


LA PISTA MÁS CORTA ...


Otras personas aman las cosas nuevas. Están felices de comenzar sin saber mucho al respecto (de hecho, lo prefieren), y comienzan a aprender en el trabajo muy rápidamente... y en poco tiempo pueden dominar el nuevo nivel de conocimiento.


Este tipo de personas pueden ser ambiciosas, aburrirse muy rápidamente y para mantenerlas por más tiempo, necesitará crear oportunidades de crecimiento o NUEVOS desafíos. Hacer lo mismo una y otra vez será una tortura para estas personas.


¿CUAL DE ESTAS PERSONAS ES MEJOR?


Ninguna de las anteriores características es buena o mala, y ninguna es mejor que la otra. Todo depende del puesto

¡No saber qué tipo de persona tiene en su equipo puede conducir a un mal manejo y tal vez sea demasiado paciente o poco paciente con la persona! Incluso aquellos que usan la “pista” más larga, van aumentando su velocidad mientras están en la pista y comienza a verlos despegar. A pesar de que podría tomar mucho más tiempo, todavía se les ve progresar.


Si realmente desea construir un equipo motivado, alineado y exitoso, es erróneo continuar dando oportunidades a aquellos que no muestran signos de mejora y se mueven a la misma velocidad, sin entregar ningún tipo de valor al negocio.

Algunos gerentes que sienten mucha empatía por los demás, se sienten mal por la persona, y esto se convierte en un problema cuando no se toman las medidas necesarias.


El punto que se debe tomar en cuenta es que la vida de todas las demás personas en la empresa será mas dura, si usted es demasiado paciente. Mientras espera a ver si una persona finalmente lo conseguirá y se volverá productiva, podría estar decepcionando y sobrecargando a todos los demás.



EN RESUMEN


Es importante saber que tipo de persona está incluyendo en su equipo de trabajo antes de tomar una decisión en la contratación. Utilizando la tecnología de Performia en cuanto a medición de productividad y personalidad, sabrá si tiene a alguien que va a ser productivo y cómo será su estilo de personalidad, lo que también le permitirá dirigir correctamente a la persona.


Cuando nuevos individuos se unen al equipo, asegúrese de no ser paciente con alguien que no entregue ningún “producto” ni muestre una señal de valor. Tiene que haber algún progreso en su área, y es también el único momento en que la persona adecuada se sentirá a gusto en su rol.

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

©2018 BY PERFORMIA ONLINE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM