¿Cómo aplico los premios y las sanciones?



Para poder ser justo en cuanto a la correcta aplicación de premios y sanciones, es necesario tener en cuenta el siguiente dato: Premie altas estadísticas y castigue bajas estadísticas.

#estadisticas #premiosysanciones #gerencia #motivacion


Los líderes en las empresas, generalmente le dan más atención a las personas que tienen problemas y que no cumplen con sus metas. A este tipo de persona se les dedica tiempo, se les da atención, se les envía a entrenamientos, etc., y a los que son realmente productivos se les ignora. Esto es un grave error.


Lo primero que usted debe saber, como líder, es que los premios y las sanciones solo deben aplicarse en base a los resultados de los trabajadores. Para ello debe manejar indicadores de gestión en su empresa y de esta forma sabrá verdaderamente quién es productivo y quién no. Así también podrá conocer a quien debe premiar y a quien no.


Muchos gerentes creen que para lograr que una persona produzca, primero hay que motivarla. Por eso las empresas terminan gastando cantidades exorbitantes de dinero en actividades, fiestas, y otras “inversiones” con el fin de mejorar la “motivación” del personal y que así trabajen. Debo decirle que es todo lo contrario. Lo que realmente da resultado es premiar a las personas después de que han cumplido las metas. De hecho, es un factor altamente desmotivante, para las personas productivas, recibir el mismo premio que aquellos que no producen nada.


Es importante también no dejarse llevar por los rumores. Como líder, usted debe primero ¡observar!, no escuchar. Solo crea en lo que pueda comprobar. Este punto es muy importante, ya que usted puede perder personas muy productivas en su empresa por comentarios, suposiciones o chismes malintencionados. Si alguien llega a usted con una información negativa acerca de otra persona, compruebe que realmente es así, y confronte a esta persona con quienes tenga que hacerlo para aclarar ciertas situaciones, que pueden ser poco saludables para su empresa. Solo después de esto tome decisiones, usted no sabe realmente con qué intenciones este tipo de comunicaciones llegan a sus oídos. Siempre mire las estadísticas (los resultados verdaderos) de quienes se quejan y compárelos con las estadísticas de la víctima de las quejas. ¡Se llevará sorpresas!


¡Haga del trabajo un juego! Premie a su equipo cuando llegue a las metas establecidas, haga del trabajo algo agradable y retador. Establezca reglas, tiempos de entrega, explique las barreras y que los ganadores siempre reciban su premio. Este puede darse de muchas maneras, y no tienen que ser estrictamente monetario. La persona podría estar muy contenta con recibir un día libre adicional, unas entradas al cine, un nuevo teléfono, flexibilidad en su horario, y un sin fin de cosas más. Muchas empresas de hecho cometen el error de pensar que la gente solamente se motiva con dinero, y esto es totalmente erróneo.


Lo más importante es lograr que las personas se sientan verdaderamente motivadas, que quieran ir a trabajar cada día, y que tengan un propósito más allá que el de cumplir con sus compromisos económicos. Todo esto se ve reflejado en los resultados, ya que la actitud de un individuo puede determinar su éxito en su vida personal y laboral.


Un buen líder construye una empresa basada en políticas justas, cumpliendo su palabra, y tomando decisiones acerca del personal basadas netamente en estadísticas y resultados. Aplique los premios y las sanciones en base a hechos reales y verificables, y construya así un equipo de trabajo motivado, comprometido con la empresa, y más productivo.

228 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon

©2018 BY PERFORMIA ONLINE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM